lunes, 29 de octubre de 2012

Lasaña de espinacas y queso de cabra

Vuelvo a la carga con una receta que desde que la descubrí, la hemos hecho muchas veces en casa. Es una lasaña y está muy rica. La receta original se llamaba "lasaña ligera de espinacas" porque el otro ingrediente principal era el queso fresco, pero yo lo sustituí por queso de cabra que además de darle más sabor creo que le añade más calorías y consistencia, así que llamaremos a la lasaña sólo lasaña, jeje, olvidémonos de lo de "ligera".
La receta la saqué del blog de El Comidista, que me gusta mucho, os lo recomiendo, y es fácil que hacer, así que al lío.

La primera lasaña de espinacas y queso de cabra que hicimos
Ingredientes:
- 1 paquete de 20 placas de lasaña precocida
- 1 kg de espinacas frescas (si no puede ser pues congeladas)
- 1 cebolla grande
- 300 gr de queso de cabra (la original llevaba queso fresco)
- 100 gr de queso emmental rallado
- 750 ml de leche entera
- 40 gr de harina
- 40 gr de mantequilla
- Nuez moscada
- Aceite de oliva
- Pimienta
- Sal

Preparación:
Comenzamos precalentando el horno a 180 grados, en posición arriba y abajo, para que vaya haciendo camino.

Espinacas y queso de cabra
Salteamos las espinacas en dos tandas en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que pierdan volumen (en dos tandas o más según el tamaño de la sartén, porque al principio tienen mucho volumen y no nos cabrán todas a la vez). Retiramos del fuego.

Es muy curioso ver como van menguando en la sartén, por eso es importante tener muchas espinacas
Picamos la cebolla fina, y en una cazuela mediana, la pochamos con la mantequilla y un chorrito de aceite a fuego suave unos 10 minutos, y la retiramos antes de que se dore. Añadimos la harina, removemos y dejamos que se haga a fuego muy lento otros 10 minutos. Toca incorporar la leche bien caliente removiendo con una cuchara de madera hasta obtener una bechamel ligera. Salpimentamos y añadimos nuez moscada rallada al gusto.

La bechamel con cebolla está más buena aún que sola, y yo ya me la comería a cucharadas! =D

Es importante rallar la nuez moscada en el momento, el sabor se nota

Nos ponemos ahora  a preparar una fuente de horno mediana, que untaremos con un poco de bechamel. Para montar la lasaña, ponemos la primera capa de pasta y encima la mezcla de espinacas, y una capa de rodajas de queso de cabra, y por último la cubrimos con bechamel. Pondremos una segunda vez cada una de las capas y terminaremos con otra capa de pasta.

La capa primera de bechamel es importante para que se hidrate la pasta y no se pegue a la fuente

Las capas de nuestra lasaña
Como toque final espolvorearemos con el queso emmental y un poco de pimienta y hornearemos nuestra lasaña unos 25 ó 30 minutos. Cuando esté dorada ya la tenemos lista para comer.

Al horno con ella

A esta primera le faltó un poco de bechamel por los bordes, para hidratar bien la pasta
Notas:
- La receta original llevaba además 100 gr de pasas sin semilla, pero yo no las puse, porque no me gustan las mezclas de dulce y salado. Os lo cuento por si os apetece probarla con este ingrediente además.
- Si os decidís por usar el queso fresco, pues tendríais que añadirlo a las espinacas, un poco desmigado y continuar haciendo la bechamel, a la hora de montar las capas, tendríais una menos y ya está, el resto se mantiene.
- En casa usamos las placas precocidas, porque si usas bastante salsa te ahorras tener que cocerlas y así ni se te rompen ni pierdes tiempo.
- Es un plato que se congela muy bien y que nos puede servir para una comida improvisada, nosotros hacemos toda la receta y así tenemos para guardar.


Un detalle del corte
Ya se han animado a probar esta receta:
- Que velocidad, ya tenemos la primera lasaña, la hizo Paqui, la madre de mi amiga Mª José, ¿a que os apetece probarla? (Si quereis ver las fotos en grande pinchad encima y os conducirá a la Galería)
 
 

9 comentarios:

  1. seguro que el queso de cabra le daba un sabor extraordinario! que pasada de rico!

    ResponderEliminar
  2. Quiero probar esta lasaña!! quiero! quiero! quiero! :D
    Me parece que tiene que estar deliciosa!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Esta lasaña es una delicia, que combinación más rica.
    besos

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa!
    me alegro que Lucía te haya dejado un poco de tiempo para volver a la carga
    Me encanta la combinación de las espinacas y el queso de cabra... mmmm! creo que yo también habría puesto eso jejeje
    Apuntada
    besitos

    ResponderEliminar
  5. ¿Las espinacas escaldadas servirían a tu fórmula? El agua de la cocción siempre la podrás añadir a cualquier guiso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no se si serviran porque no las he usado nunca pero todo es probarlo, supongo que si que se podría, si lo pruebas cuentanos!

      Eliminar
  6. Mañana la hago!! Qué pinta más buena!!

    ResponderEliminar
  7. Para cuantas personas sale con esas cantidades?
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo diria que para 6, pero como siempre esto dependerá de si haceis algun entrante o si es plarp único

      Eliminar

¿Qué te ha parecido? ¿Tienes alguna duda? ¿Alguna sugerencia? Me encantaría saber tú opinión. Muchas gracias =D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips